Home Archivo/Buscar

Góngora entra en el Siglo XXI con el cine

E-mail Imprimir PDF

 

Desde el pasado 30 de mayo (y hasta el 19 de agosto), la Biblioteca Nacional de Madrid, en una de sus salas de exposiciones, acoge una muestra extraordinaria, tanto por sus objetivos como por su contenido, sobre el escritor y poeta español Luis de Góngora, del que se conmemora ahora el 450 aniversario de su nacimiento en Córdoba (1561; donde fallece en 1627). La exposición, que tendrá una continuidad en su ciudad natal (entre el 11 de septiembre y el 11 de noviembre) ha sido organizada por la sociedad estatal Acción Cultural Española (AC/E), con la colaboración de la Biblioteca Nacional de España y el Ayuntamiento de Córdoba.

En la introducción a la documentación informativa sobre el evento, se lee lo siguiente: “La obra de Luis de Góngora así como su fecunda influencia en la literatura posterior desde el siglo XVI al XXI, constituye uno de los más valiosos patrimonios poéticos del Estado Español y un referente ineludible en la Historia de la Literatura Universal. Pese a su limitada producción y escasa diversidad genérica –que lo diferencian de otros autores canónicos–, la renovación iniciada por Góngora puede parangonarse a las contribuciones de Shakespeare o de Cervantes en el teatro y la novela respectivamente. Sus novedades expresivas irradiaron desde Córdoba y Madrid hacia el resto de España y América, y transformaron definitivamente las letras del Siglo de Oro”.

A la exposición –cuyo título hace hincapié en la inextinguible estrella gongorina, así como en su magnitud estética y en el universo contemporáneo que alcanza su obra, lo que permite abarcar otros campos de las Artes (pintura, fotografía, música, cine…)– los organizadores han querido darle una dimensión mucho mayor, integrando en ella actividades tales como estrenos de obras de teatro, conciertos,  publicaciones de libros y la celebración del primer Congreso Internacional dedicado a Góngora en España (“El universo de Góngora: orígenes, textos y representaciones”), integrado por ponencias, mesas redondas y sesiones de comunicaciones en las que participarán gongoristas de reconocido prestigio procedentes de Estados Unidos, Argentina, México, Italia, Francia, Reino Unido y España.

Debido, precisamente, a esa magnitud divergente que hace que su obra se refleje en multitud de universos culturales y estéticos, la exposición cuenta con piezas que abarcan materias como la literatura (y dentro de ella la prosa y la poesía), la pintura, la escultura, la fotografía, la música o el cine. En relación a esta última, en un una de las salas se puede contemplar el cartel original de “La Bella y la Bestia” perteneciente a la película del cineasta y poeta Jean Cocteau, que sirvió para anunciar su estreno en Francia. Cartel que ha cedido para la ocasión el Archivo AGR. La justificación la ofrece el Doctor en Historia del Arte y profesor de la Universidad de Sevilla, Luis Fernández Montiel, en su interesante y documentado trabajo publicado en el monumental catálogo impreso para la exposición: “Traer a Góngora desde su dorado siglo hasta nuestros tiempos no es más que imitar el camino que su influencia trazó. Si su obra se rastrea tan fácilmente en otras generaciones, como los investigadores demuestran en otros artículos, es obvio que el esfuerzo por encontrar sus huellas debe hacerse también a niveles visuales”.

Y Fernández Martínez los concreta en varios escenarios, entre los que se encuentra el cine. “Lo atractivo y contemporáneo del argumento –sigue diciendo en la obra citada–, y las posibilidades visuales que la confrontación de los mundos opuestos que representan Polifemo y Galatea, hizo que los personajes llegaran incluso al cine en sus primeros momentos. Ya en 1898, Georges Méliès realizó su “Pygmalion et Galatée” donde contaba la encarnación de la ninfa en la escultura para poco después, en 1910, filmar su “Galatèe”. Tras ellas se estrenará en 1914 “La conquista de Polifemo”, película silente italiana que tampoco tendrá mucho éxito” El profesor e historiador sevillano menciona otros ejemplos que recogen producciones filmadas hasta ahora mismo. Aunque sobre esta idea de Polifemo y Galatea, “Quizá la obra más significativa sea “La Bella y la Bestia” de Jean Cocteau, fechada en 1946. En ella se recoge la torpeza del monstruo para conseguir el amor de la bella, argumento que como ya se dijo apunta también a la trama de la más famosa “King Kong”. Como es de todos conocido, esta Bella y esta Bestia sirvieron también de argumento a Barry Cook y Tony Bancroft en 1992, para hacer una película para la productora Walt Disney en el género de la animación.

La exposición, como decimos, engloba periodos tan ricos en obra gongorina como los de la Generación del 27, en donde sus grandes poetas (Federico García Lorca, Jorge Guillén, Rafael Alberti, Gerardo Diego, Luis Cernuda…) aparecen en documentos, cartas, dedicatorias y, como no podía ser menos, poemas sobre o dedicados a Góngora. O de pintores que lo admiraban y lo seguían leyendo, como Picasso, Juan Gris, Gregorio Prieto, Luis Gordillo, Equipo Crónica, Joaquín Vaquero Turcios, Eugenio Recuenco o Guillermo Pérez Villalta. Y Velázquez por supuesto. Fue él quien pintó su famoso retrato de 1622 (ubicado actualmente en el Museum Of Fine Arts de Boston, USA) que ha servido para eternizar la imagen a medio cuerpo del cordobés. Todas estas obras y muchas más pueden contemplarse en esta soberbia exposición que contiene, como es lógico suponer, las primeras ediciones de sus obras, así como las de algunos de sus colegas contemporáneos (propiedad en casi todos los casos de la Biblioteca Nacional). Vale la pena darse un pausado y contemplativo paseo por los 600 metros cuadrados que albergan la exposición en que se nos muestra no solo a Góngora sino muchas particularidades de su tiempo y de los otros tiempos y siglos que le siguieron. Hasta hoy mismo.

Imágenes de la exposición en la Biblioteca Nacional, en MadridImágenes de la exposición en la Biblioteca Nacional, en Madrid











 

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Ideas

¿Todas las revistas de cine son iguales? Pruebe con AGR Coleccionistas de Cine. El Arte Cinematográfico visto desde otra perspectiva.