Home Archivo/Buscar

Kinepolis España se reinventa para seguir siendo el líder de la exhibición

E-mail Imprimir PDF

14 años llevan las salas Kinepolis en España. Las primeras fueron inauguradas en Madrid, pero en la actualidad cuenta con otros dos complejos en Valencia y Granada, con un total de 64 cines y 22.100 butacas. Con el objetivo de ponerse al día y de afrontar la caída de espectadores en España, acaban de renovar su equipamiento tecnológico, cambiando los “viejos proyectores” analógicos por cámaras digitales de última generación (los tres complejos disponen ya del 100% de las salas digitalizadas). Eso significa que también las pantallas están preparadas para exhibir películas en HD e, incluso, muchas de ellas, en 3D. “Se trata –nos dice Manu Claessens, Director General de Kinepolis España– de complejos de cine digitalizados en su conjunto, interactivos con el espectador y que proponen permanentemente contenidos alternativos y nuevas experiencias y contextos que conviven con las películas”.

Kinepolis cuenta con el mayor ratio de espectadores por sala de entre los circuitos españoles, con un promedio de 70.000 espectadores a la semana. Además, ocho de sus salas están en el top-25 de mayor recaudación, y la sala 25 de Pozuelo de Alarcón (Madrid) es la tradicional número uno (en 2002, Kinepolis España consiguió el Guinness World Record como el complejo cinematográfico más grande del mundo). Pertenecen a la corporación belga Kinepolis Group que cuenta con otros 23 complejos entre Bélgica, Francia, España, Polonia y Suiza. Todos ellos suman 317 pantallas y casi 95.000 butacas (de las que casi el 24% están “atornilladas” en nuestro país).

La renovación de la que hablábamos aporta otro tipo de reformas que pasan por la ampliación de los pasillos, remozado de salas, apertura de nuevas tiendas de autoservicio, de zonas de “relax” y de información, con pantallas de plasma donde se proyectan trailers y videos de las premieres que han tenido lugar en Kinepolis todos estos años (por sus salas han pasado muchas celebridades, entre otras, Arnold Schwarzenegger, Al Pacino, Robert De Niro o Penélope Cruz). “Queremos presumir de ello –afirma Claessens–. Llevamos aquí, en Kinepolis Madrid, desde 1998 y en este tiempo han pasado más de 35 millones de espectadores. Desde el primer día era el cine más taquillero de España y lo sigue siendo. Y el más grande del mundo en cuanto a aforo: 9.200 butacas”.

Pero después de estos años, le hacía falta una reforma en profundidad. Así que han abordado las transformaciones arquitectónicas antes mencionadas y otras más de trazo comercial, de comunicación y márketing. Los gestores de Kinepolis pretenden que los espectadores que vayan a sus salas vivan el cine en un edificio con un diseño moderno, con una atención al cliente muy buena, con comunicación segmentada y personalizada y que ver la película suponga un acto social de primera índole.

Entre las primeras se encuentra la reforma del hall principal, por motivos estéticos y funcionales. “Antes teníamos las taquillas a la entrada –nos dice Manu– y eso hacía que se aglomerase muchísima gente; al comprobar que ganaba en importancia la venta por cajeros automáticos y por internet, hemos decidido separar la taquilla de siempre del espacio que nosotros llamamos “autoservicio”. Ahora tenemos las taquillas al fondo (donde vendemos alrededor del 50% de las entradas) y el autoservicio al  principio, donde se recogen las adquiridas por internet o las que se compran directamente en los cajeros, que suponen cada una un 25%”. Además han transformado las dos paredes de este recinto en sendos murales gigantes, en los que están adheridos los carteles de las películas que se exhiben y las que se exhibirán próximamente. “Eso  facilita a quienes vienen, elegir la película que quieren ver”, dice el ejecutivo.

Entre las segundas innovaciones, se han  introducido, para quienes deseen comprar por internet o en los cajeros, tarifas reducidas, con un ahorro por entrada de 30 céntimos. Además hay otras formas de ahorrar. En Kinepolis son conscientes de que una parte del público deja de ir a la sala por el precio de las entradas. “El cine es algo caro –reconoce–, pero nosotros hemos pensado en hacer una política de precios mucho más en función de cuándo compras la entrada y quién eres. Y para dar una respuesta a la necesidad de algunas personas de pagar menos, hemos creado varios productos: tenemos bonos de 5/10 entradas que te permiten descuentos de hasta dos euros por entrada; para las familias tenemos un bono de 5 entradas que da un descuento del 15%. Incluso para el cine en 3D, con una tarjeta hay descuentos del 30%”.

“Para nosotros –matiza–, una de las causas principales de la bajada de espectadores en España es el escaso éxito del producto local. Hay gente que le gusta el cine español, pero últimamente no encuentra la película que busca. En otros países, gracias a una producción nacional que ha sabido conectar con el público, lo tienen más o menos controlado. En España queda mucho trabajo por hacer, es decir, hacer cine muy cercano al espectador, sin caer en lo vulgar. Porque ¿cuál es –se pregunta Manu–  la diferencia de base entre Francia o Bélgica y España?: nuestras salas son parecidas, nuestra forma de trabajar es parecida, el precio de la entrada está en relación directa con el poder adquisitivo de cada país. Pues entonces, ¿cuál es el problema de fondo? Yo creo –lo afirma con toda seguridad– que la falta de un cine local que atraiga al espectador”.

Algunos datos sobre la familia Kinepolis en España: en función de la temporada, dispone de unos 300 empleados y factura unos 45 millones de euros al año, entre Madrid, Valencia y Granada. “No nos forramos, pero da beneficio –asegura–. “Nuestro reto es diversificar nuestros ingresos: obtenemos ingresos de los inquilinos de abajo (los restaurantes), por publicidad en pantalla y, últimamente, hemos desarrollado mucho el “Business to Business”, es decir congresos, eventos y convenciones: es una “pata” muy importante para Kinepolis Madrid, hasta el punto de que nos estamos posicionando como uno de los centros de comunicación más importantes de la zona”.

 

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Ideas

¿Todas las revistas de cine son iguales? Pruebe con AGR Coleccionistas de Cine. El Arte Cinematográfico visto desde otra perspectiva.